¿Rechinar de dientes?, ¿Dolor de oído al despertar?, ¿Tensión facial por la mañana? Bruxismo: Causas y Tratamiento

El bruxismo afecta entre un 10% y un 20% de la población y puede conllevar dolor de cabeza y músculos de la mandíbula, cuello y oído. Es cuando una persona aprieta los dientes (sujeta fuertemente los dientes superiores e inferiores) o los hace rechinar (deslizar o frotar los dientes de atrás hacia adelante uno sobre el otro).

Existen 2 tipos de bruxismo: céntrico (apretamiento) y excéntrico (rechinamiento)  y pueden ser nocturno y diurno. Por lo general, el paciente bruxómano nocturno no es consciente del problema, y los datos de este trastorno del sueño proceden de los compañeros/as de cama o habitación y también de los dentistas que observan la destrucción del esmalte y la dentina. Es frecuente en la persona bruxómana nocturna despertar con dolor de mandíbula, cuello, oido o cabeza.

bruxismo

Apretar los dientes puede ejercer presión sobre los músculos, tejidos y otras estructuras alrededor de la mandíbula. Los síntomas pueden causar problemas de la articulación temporomandibular (ATM).

Causas

Las causas precisas del bruxismo todavía no han sido establecidas. Sin embargo, varios factores favorecedores han sido identificados, estos son principalmente de origen emocional.

El bruxismo se puede generar por sentimientos de rabia, cólera y odio que el individuo es incapaz de expresar, ya sea porque no es consciente de estos sentimientos o bien porque no quiere dañar a nadie con su reacción. Sin embargo, esto genera un conflicto interno que se manifiesta en la acción de rechinar los dientes, lo que puede no sólo deteriorar nuestros dientes, sino también, afectar a los maxilares. En pocas palabras, la persona, en lugar de destrozar, triturar y desgarrar la situación que lo estresa y genera éstos sentimientos, se encuentra inhibida y se corroe a sí misma.

Mientras que en algunos pacientes, sus dificultades de manejo emocional quedan reflejadas en los constantes dolores estomacales, o en el colon irritable; en cuadros alérgicos o respiratorios, en otras personas el bruxismo será el indicador de las dificultades emocionales, concretamente con la emoción RABIA. 

Tratamientos

Dependiendo de cuál sea tu objetivo de tratamiento, puedes optar por un tipo de terapia u otra.

Si tu objetivo es evitar el desgaste de esmalte dental y la rotura de piezas dentales, tu tratamiento de elección podría ser el odontológico. Tu odontóloga/o puede facilitarte protectores dentales y férulas para evitar el bruxismo mientras duermes. Este método ayuda a prevenir los daños en los dientes y los problemas en la articulación temporomandibular. No obstante, aunque son muy utilizados, estos dispositivos no resuelven el problema y, aunque eliminen el dolor, si se dejan de usar éste volverá a aparecer.

Si tu objetivo es reducir o eliminar las molestias musculares por la presión ejercida sobre la articulación temporomandibular, tu tratamiento de elección podría ser el osteopático y/o fisioterapéutico.  Desde la Osteopatía trabajaremos toda la musculatura mandibular, suturas craneales, huesos craneales, toda la región cervico-escapular y sus relaciones con el sistema nervioso mediante técnicas cráneo-sacrales con el objetivo de una mejor adaptación a las férulas o la posibilidad de no necesitarlas.

Si tu objetivo es erradicar la causa emocional que te lleva a bruxar, y no solo los síntomas, tu tratamiento de elección podría ser el psicoterapéutico. Desde la psicología, se empezará por una historia clínica que nos permita conocer de qué forma maneja la persona su agresividad, y de esta forma instaurar un tratamiento que la ayude a gestionar y equilibrarla, mediante la adaptación a los estímulos que le producen estrés, o haciendo que comprenda que la agresividad es emoción tan saludable como todas las demás, si se gestiona y reconduce de forma positiva.

1_pag_13_www.jornalahora.com_.br_

En Fisioclinic trabajamos desde una perspectiva integral y multidisciplinar, conscientes de que nuestros estados emocionales muchas veces se manifiestan a través de sintomatología física. Por tanto, no dudes en consultarnos por cualquiera de estas u otras opciones para ayudarte a resolver tu rechinar nocturno (o diurno)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s